sábado, 7 de noviembre de 2009

Cambiando a Mac (I)

En una entrada anterior les comentaba mi experiencia inicial con Mac, y las posibilidades de un cambio "no traumático" desde Windows.
Años atrás ello era casi imposible, las versiones de software de ambos sistemas no eran compatibles, y casi era como empezar de nuevo, alternativa que en el ámbito profesional es bastante problemática.
Hoy, luego de haber pasado a entorno Mac la práctica profesional (tengo de todos modos algunas PCs con Windows 7 y las seguiré usando), puedo decirles que el cambio es con mínimo esfuerzo.
Veamos en esta entrada el tema software, y en sucesivas trataré otras cuestiones.
La suite de Mac Office es totalmente compatible con la de PC, y si bien la interfaz cambia (Mac Office 2008 no luce como Office 2007), todas las herramientas de uso del abogado están, y la curva de aprendizaje no es trabajosa. Hay Acrobat para Mac (Vista Previa es el programa sencillo que traen las Mac, pero tiene menos funcionalidades que el Acrobat "full").
En el entorno de trabajo, la diferencia es más notable para los usuarios de Outlook (nunca me gustó el producto, y hace ya tiempo que uso la versión corporativa de Gmail en Google Apps, como ya comenté en este blog), que recién vendrá con Office 2010 para Mac.
Para quienes, sea por Outlook o por cualquier otro programa que exista para Mac, quieran correrlo en Mac, todas las Mac actuales permiten instalar y ejecutar un Windows y hay soft especiales que permiten esa tarea de una manera sencilla (WMware Fusion y Parallels Desktop son los más conocidos y recomendables) y sin necesidad de reiniciar la Mac.
En la parte multimedia (no todo es trabajo...) iTunes y Quick Time hacen una dupla superadora de Windows Media, y si los archivos los tienen en formatos propios de Windows, Perian y Flip4Mac son complementos gratuitos que solucionan ese problema.
En el terreno "no todo es trabajo" la suite iLife que traen las Mac está muy lejos en calidad y prestaciones de los programas comunes de Windows.
Para la próxima entrada: compatibilidad, redes y hardware.

No hay comentarios: